¿Qué es exactamente el Poliestireno y por qué este material que comúnmente llamamos telgopor o poliespan es tan dañino?



¿Qué es?
El poliestireno es un tipo de plástico.

Para fabricarlo, hay que mezclar al vapor pequeñas cuentas del polímero poliestireno con productos químicos hasta que estas cuentas aumenten 50 veces su volumen original.

Una vez que estas bolitas se enfrían y se asientan, se colocan en un molde (puede ser un recipiente, un vaso) y se las vuelve a expandir con calor, hasta que el molde queda completo y se fusionan todas las pelotitas.



¿Donde vemos poliestireno en nuestra vida cotidiana?

En los vasitos y bandejitas de tergopor por ejemplo. Además en todo tipo de embalaje de objetos frágiles. Se usa comúnmente para proteger electrodomésticos y herramientas mientras son transportados. Pero además este material se emplea para otros usos que no identificamos a simple vista como por ejemplo en la construcción como «viguetas» para armar lozas o para la insonorización de espacios.


¿Por qué es tan malo para el medio ambiente?


Este material causa graves daños cuando ingresa en los ecosistemas marinos y contamina las aguas.

Según Douglas McCauley, profesor de Biología Marina de la Universidad de California, EE.UU., el poliestireno genera dos clases de problemas para los animales marinos: mecánicos y biológicos.

«El origen del problema mecánico es muy simple», dice McCauley. «Con mucha frecuencia encontramos poliestireno en los intestinos y eso provoca bloqueosque pueden ser letales», dice.

«Si piensas lo preocupante que puede ser un bloqueo leve por la ingestión de algo malo, imagínate lo que puede causar la ingestión de una bola entera de poliestireno extruido. Eso es lo que les pasa a algunos de los animales», añade.


Desde un punto de vista químico, las propiedades absorbentes del poliestireno lo hacen aún más peligroso.

«Esencialmente, el poliestireno actúa como una pequeña esponja, recogiendo y concentrando algunos de los contaminantes más dañinos que hay en el océano», señala McCauley.

«Luego, la ve una tortuga marina y se la come pensando que es una medusa».

Y no es solo malo para los peces y los océanos. Puede ser nocivo para el ser humano también.

«Es muy preocupante que algunos de estos peces que se alimentan de plásticos acaben en nuestro plato».


¿Por qué no se recicla?
Reciclarlo es muy difícil.

No está demostrado que el reciclaje del poliestireno sea posible a gran escala y no se ha probado que exista un mercado para él.

Debido al procedimiento químico que se emplea para convertir las pelotitas de poliestireno en EPS es casi imposible transformar, por ejemplo, un plato de este material en un recipiente con otro formato.

Otro método que se ha puesto a prueba es el reciclaje térmico. En este proceso, el EPS reciclado se quema en incineradores, lo cual genera dióxido de carbono generando otro problema de contaminación.

Alternativas:


♻️Usar envases reutilizables
🍎Comprar fruta y verdura «suelta»
🥂Pedir vasos de vidrio en locales de comida
☕Tomar el café en taza
✅Usar envases de papel

Dejar una Respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here